• La tasa de incidencia por Covid-19 presenta una considerable reducción con respecto al inicio del año

Ante el consistente descenso en la incidencia de Covid-19 que presentan desde hace un par de semanas, los cinco municipios de Baja California Sur regresarán a la nueva normalidad, es decir al nivel uno (color verde) del Sistema de Alertas Sanitarias, a partir de este jueves 24 de febrero, esto por decisión unánime del Comité Estatal para la Seguridad en Salud.

Esta medida, que se sustenta además en la disminución de la velocidad de transmisión del virus y la reducción en la tasa de positividad que registra la entidad, precisará que todas las ciudadanas y ciudadanos sigan aplicando con toda responsabilidad las medidas preventivas a fin de que continúe disminuyendo el número de casos activos, dijo el titular del Ejecutivo Estatal al encabezar la sesión del comité.

Acompañado por los representantes de las instituciones de salud pública en la entidad, el mandatario señaló que mientras Baja California Sur presentó más de 9800 casos activos por Covid-19 en la primera semana de 2022, este miércoles reportó 1375, lo que ratifica la mejora significativa de las condiciones epidemiológicas. No obstante, subrayó la importancia de seguir utilizando correctamente el cubrebocas, lavar con frecuencia las manos y guardar la sana distancia para reducir riesgos, en especial para la gente con salud más vulnerable.

El Estado preserva una alta disponibilidad de espacios hospitalarios para la atención de personas que registren complicaciones, mantiene una elevada cobertura de vacunación contra esta enfermedad; conserva en funcionamiento el centro de atención telefónica (800-227-2684), la aplicación digital de autodiagnóstico y el sistema de telemedicina para pacientes ambulatorios, al tiempo en que cuenta con una alta disponibilidad de pruebas diagnósticas para detectar con oportunidad a portadores del virus, a fin de darles seguimiento puntual.

Son medidas que se conservan en operación para fortalecer la contención y mitigación del padecimiento, pero es crucial que la población contribuya a mantener la guardia en alto contra el virus para evitar un incremento en la incidencia, concluyó el mandatario. En el nivel uno de alerta sanitaria se prevé un aforo de 100 por ciento en actividades esenciales y de 80 por ciento en espacios cerrados y abiertos. El comité determinó además que en La Paz y Comondú tengan un aforo del 50 por ciento los establecimientos que tienen como actividad principal la venta de bebidas alcohólicas por copeo, mientras que en el resto de los municipios será del 70 por ciento para ese tipo de giro.